Triunfa Pieter en el Festival

El músico holandés mostró capacidad intelectual y física, y es que, las obras requieren, por su dificultad, entrega absoluta

Manuel Carrillo 

GUANAJUATO, Gto.- Ejecutar las 6 suites de Bach en una sola sesión es una proeza, el esfuerzo para un maratonista, como Pieter Wispelwey , eso fue lo que sucedió en el Templo de la Compañía.

El músico holandés mostró capacidad intelectual y física, y es que, las obras requieren, por su dificultad, entrega absoluta.

Estas 6 obras escritas por el músico alemán son consideradas como las más importantes en el repertorio de los violonchelistas; en el siglo XVIII prácticamente estuvieron relegadas sólo como material didáctico, y hasta finales del XIX fueron redescubiertas y se convirtieron en piedra de toque de todos los violonchelistas.

Las suites son particularmente importantes en la historia de los instrumentos de cuerda; hasta el tiempo de Bach era común que el violonchelo interpretase partes de acompañamiento y las partes melódicas en el mismo registro se encomendaban a la viola da gamba; sin embargo, Bach fue un innovador al promover la sustitución de la viola por el chelo.

Fue en el Templo de la Valenciana, donde luego de 3 horas con 10 minutos, hicieron de este concierto el evento más prolongado del Festival Cervantino, el público salió con una grata experiencia, de esas que no se olvidan. Escuchar las 6 sonatas en una sola audición; ¡algo extraordinario!

Leave a Reply

Deja un comentario