Seducen con su toque alemán

El grupo coral Dresdner Kammerchor, ofreció un concierto a capella de música del siglo XVI, en el Templo de la Compañía.

Manuel Carrillo

GUANAJUATO, Gto.- El Templo de la Compañía fue el escenario ideal para la presentación del coro Dresdner Kammerchor, que durante una hora y 15 minutos interpretó a capela música del siglo XVI, que a pesar de ser antigua, es rebosante de intensidad y de mucha reflexión.

El idioma de la música es universal, por ello, a pesar de que las interpretaciones del coro fueron en alemán, el público pudo sentir  las emociones transmitidas por este grupo compuesto por 25 cantantes entre sopranos, mezzosoprano, tenores  y barítonos de diversas edades.

Las obras interpretadas fueron del autor Heinrich Schütz, quien vivió entre 1585 y 1672. Este compositor también alemán tuvo una vida triste, por ello sus obras reflejan cierta soledad y melancolía, aunque no son deprimentes, todo lo contrario, incitan a la reflexión espiritual y también tienen una parte de alegría.

Según el programa de mano, el compositor tiene más de 500 obras reconocidas, sin embargo, su repertorio a nivel internacional casi está en el anonimato.

Por otra parte, al término del concierto, el director, Michael Käppler, manifestó que le gusta dirigir la música a capela, porque su transmisión es más directa: “no hay necesidad del acompañamiento de instrumento para que el público entienda el mensaje de la música coral, esto lo acabo de entender precisamente aquí en Guanajuato, donde a pesar de la barrera del idioma, la gente captó el sentimiento de cada una de las canciones”, dijo el músico especialista en interpretación coral piano-órgano.

Efectivamente, el público que llenó el recinto religioso en este evento del Cervantino estuvo a gusto con este tipo de música, tal vez, esto se debió a la combinación de las obras presentadas por el grupo coral y por el lugar, que motiva mucho a la reflexión.

Leave a Reply

Deja un comentario