Conquista con su voz y sensualidad

En una fiesta multitudinaria así terminó el espectáculo que Susana Harp presentó en San Fernando

Óscar Espinoza 

GUANAJUATO, Gto.- En una fiesta multitudinaria así terminó el espectáculo que Susana Harp presentó en San Fernando, y es que la sensualidad de su voz, la ternura y alegría que inspira su sola presencia provocó sentimientos de alegría y pasión.

Primero, con canciones muy oaxaqueñas que como ella, llegan profundo, hizo vibrar emociones. El Cielito Lindo, y La Zandunga fueron su carta de presentación; luego, hizo un viaje musical al Sotavento para mezclar El Huapango de Moncayo con sones jarochos en los que se inspiró José Pablo Moncayo, entre ellos, María Chuchena.

Después, cantó la versión original de una canción cubana que en México se conoce como ‘La Negra Tomasa’: ‘estoy tan enamorado de la Negra Tomasa que cuando se va de casa qué triste me pongo…’.

Para despedirse, acompañada de sus músicos y bailadores, cantó, ‘La Bamba’, para que la gente siguiera bailando, después de 2 horas, bajo la noche cervantina.

Al final, los asistentes al recintó se mostraron contentos tras deleitarse con la voz de Susana en esta edición del Festival.

Leave a Reply

Deja un comentario